Antiguo Régimen

Se conoce con el nombre de Antiguo Régimen, a las diferentes formas de organización, estructura y costumbres que predominaban en Francia antes del estallido de la Revolución Francesa. Esta organización del antiguo Régimen, que muy bien puede calificarse con el denominador común de injusticias, fueron las que precipitaron el movimiento revolucionario, al mismo tiempo que se convirtieron en causas de este movimiento colosal que transformo la estructura de la humanidad.

CARACTERISTICAS DEL ANTIGUO REGIMEN

I. En el Aspecto Político:

Políticamente, Francia estaba organizada bajo el sistema de la monarquía absoluta. El rey concentraba en sus manos todos los poderes y se creía con facultades divinas para gobernar. La arbitrariedad y el despotismo era cosa común en los monarcas franceses que hacia mediados del siglo XVIII habían descuidado enormemente sus labores gubernamentales, las que eran encomendadas, por lo general, al Primer Ministro. La arbitrariedad y el despotismo habían anulado la libertad individual; los súbditos, enemigos del rey, eran apresados y encarcelados sin mayor proceso en el torreón de La Bastilla donde sucumbían víctimas del hambre y del mal trato q que eran sometidos por los guardias al servicio del monarca.

Aun mas, solo en el Sur de Francia se tenían leyes escritas, mientras que en el resto del país se practicaba el derecho de costumbre; la justicia, por tanto, era interpretada de diversa manera; un mismo delito era castigado de modo distinto según se tratase de un noble, a quien nada se hacia, o de un campesino, en quien se descargaba todo el peso de la sanción. A todo esto, cabe agregar que, además del rey, cada clase o agrupación - Señores Feudales, Iglesia, Municipio,etc. - , se creía con derecho a aplicar su propia justicia en perjuicio de la clase popular, cuyo sufrimiento y explotación aumentaba cada día mas, haciéndose difícil de sobrellevar.

II. En el Aspecto Social

Una profunda desigualdad social reinaba en Francia donde se distinguían las siguientes clases sociales: Clero, Nobleza y Estado Llano.

El Clero.- constituía la primera clase social de la nación, ello debido a sus enormes riquezas y a su alto grado de influencia que dejaban sentir sobre el resto de la población de Francia. Estaba dividida en alto y bajo clero. el primero lo constituían los arzobispos, obispos y clérigos de ascendencia noble que integraban la corte aduladora y vivían junto al rey. El bajo clero, en cambio, lo formaban los curas, párrocos y vicarios dedicados al cultivo de la fe y a la propagacion de la doctrina de Cristo; vivían con modestia y sencillez, y estaban identificados con el pueblo, también se le denominaban clero provincial, ya que su labor la efectuaban en las diversas jurisdicciones de Francia y lugares apartados de París y Versalles.

La Nobleza.- seguía en orden de privilegios y riquezas al clero. Eran los descendientes de los señores feudales de la Edad Media y, por consiguiente, posesionarios de grandes extensiones de tierra. Estaban exentos del pago de algunos impuestos y explotaban al campesinado que laboraban en sus campos. Se distinguían: la nobleza palaciega, que vivía junto al rey y su Corte en el Palacio de Versalles, disfrutando de lujos y placeres, y la nobleza provincial o pequeña nobleza, que habitaba en sus pequeñas posesiones, dirigían la explotacion de sus tierras y que, por tanto, estaban compenetrados con los grandes problemas y preocupaciones que aquejaban al pueblo. En una u otra forma los nobles eran considerados como "zanganos que se comen la miel sin haberla fabricado".

El Estado Llano:

denominado, también, Tercer Estado, lo integraban la gran masa de la población de Francia: desposeídos de todo derecho, carentes de privilegios, sobrecargados de impuestos y los que sufrían en carne propia el hambre , la miseria y la explotacion.
Se distinguían los siguientes tipos:

a) La Burguesía: que se dividía en alta y baja burguesía. La primera la formaban los banqueros, capitalistas, comerciantes, industriales, etc. La baja burguesía, los profesionales: médicos, abogados, profesores, etc. Esta fue la clase, bajo cuyos ideales se llevo adelante la Revolución Francesa.

b) El Artesanado: formado por el conjunto de personas dueñas de pequeños talleres de sastrería, zapatería, peluquería, etc., y que eran propietarios, al mismo tiempo, de sus herramientas de producción.

c) El Campesinado: constituido por la serie de obreros que cumplían sus labores en el campo, cultivando la tierra de los grandes señores. Este era el tipo social menos favorecido, debía trabajar mucho, ganar poco y pagar abundantes impuestos.

III. En el Aspecto Económico

Economicamente, el antiguo régimen francés se caracterizaba por:

- El desigual reparto de impuestos que incidían, mayormente , en los miembros del Estado Llano, quienes debían aportar hasta cuatro tipos de impuestos: reales, municipales, feudales y eclesiásticos. Las clases privilegiadas no pagaban estos rubros de imposición.

- El constante aumento de la deuda publica, debido fundamentalmente, al derroche que se hacia en las grandes fiestas en el Palacio de Versalles. "Versalles es la tumba de la nación", se afirmaba, y también a los numerosos gastos de guerra que afrontaban.

- El poco interés que mostraban las clases privilegiadas, Clero y Nobleza, por las distintas reformas que se intentaron llevar a efecto.

¡ Tal pues, fue el panorama de Francia antes de la Revolución Francesa !



Fuente
Juan Castillo Morales, Historia Universal 3

Escrito por: Luis Portillo

1 comentarios:

Romina dijo...

Muchisimas gracias por publicar esto, me sirvio mucho!