Imperio Mexicano

El Imperio Mexicano fue el nombre de la actual república de México en dos breves ocasiones en el siglo XIX, cuando era gobernado por un emperador. Con la Declaración de Independencia del Imperio Mexicano de España en el año 1821, México se convirtió en una monarquía independiente, pero fue pronto reemplazado por la Primera República Mexicana. Pero, luego de guerras civiles se volvió al gobierno monárquico durante el Segundo Imperio Mexicano en los años 1864-1867.

Primer Imperio Mexicano
Articulo Principal: Primer Imperio Mexicano

El Primer Imperio Mexicano duró dieciocho meses, del 28 de septiembre del año 1821 hasta el 19 de marzo de 1823, en esos meses gobierno el general Agustín de Iturbide con el nombre de "Agustín I de México". Los orígenes de este primer imperio se remontan a cuando el Imperio de Napoleon Bonaparte conquisto España en el año 1808 y la instalación de José Bonaparte como Rey de España. Estos eventos ocurridos en España ayudaron a colonias americanas a emprender movimientos independentistas, debido a la debilidad que la metrópoli atravesaba, no pude controlarlas adecuadamente.

La Guerra de Independencia de México se inicio en el año 1810 y continuó hasta 1821, cuando las tropas rebeldes entraron en la ciudad de México después que los Tratados de Córdoba fueron firmados, por el representante de España, Juan O'Donojú, quien reconoció la independencia de México. En ese año, el general Agustín de Iturbide (quien proclamo el Plan de Iguala), un criollo de origen mexicano, ex realista, que había cambiado su apoyo hacia los insurgentes en las fases finales de la guerra, fue elegido jefe de una junta de gobierno provisional y de una regencia que tenía el poder imperial de la corona mexicana. En la noche del 18 de mayo de 1822, una manifestación masiva encabezado por el Regimiento de Celaya, que Iturbide había mandado durante la guerra, marcharon por las calles exigiendo que su comandante en jefe aceptara el trono de del Imperio Mexicano. Al día siguiente, el Soberano Congreso lo nombró emperador, y el 21 de mayo emitió un decreto oficial que confirmaba ese nombramiento, que oficialmente fue una medida temporal hasta que un monarca europeo aceptase gobernar México.

Primer Imperio MexicanoEl Título oficial de Agustín de Iturbide (biografia) fue "Por la Divina Providencia y Por El Congreso de la Nación, el Primer Emperador Constitucional de México". Su coronación tuvo lugar el 21 de julio de 1822, en la Ciudad de México. La superficie territorial del Imperio Mexicano de 1821 fue cerca de 5.000.000 kilómetros cuadrados, que van desde la frontera de Oregon-California en latitud norte 42 ª, hasta la frontera con Panamá (en ese momento, parte de Colombia). La mayoría de los países de América Central eran parte de México-que se convirtió en una república federal independiente después de que el imperio se derrumbara.

Como facciones en el Congreso comenzaron a criticar fuertemente tanto a Agustín de Iturbide y a sus políticas administrativas, el emperador mexicano decidió el 31 de octubre disolver el congreso. Esto enfureció al comandante de la guarnición de Veracruz, Antonio López de Santa Anna, quien con sus tropas se levanto contra Iturbide exigiendo la instauración de una República. Temiendo por su vida, debido a que la rebelión se hacia cada vez más fuerte, el emperador ordenó reabrir las sesiones del congreso disuelto el 4 de marzo de 1823. Dias después, Agustín de Iturbide presentó su renuncia al mismo en una sesión nocturna el 19 de marzo y viajo al exilio en Europa poco después. En abril de 1824, el Congreso que ya ha declarado nula su administración, declaró traidor a Agustín de Iturbide. Cuando regresó a México en julio de 1824 fue detenido a su llegada a Soto la Marina, Tamaulipas, y ejecutado.

Segundo Imperio Mexicano
Articulo Principal: Segundo Imperio Mexicano

En el año 1860, Benito Juárez (biografia) llegó a la presidencia de México. Juárez suspendió todos los pagos de la deuda externa, con la excepción de las contraídas con los Estados Unidos. En respuesta, los principales acreedores del Reino Unido, Francia, y España enviaron una fuerza expedicionaria conjunta que ocupó el puerto de Veracruz en diciembre de 1861. Juárez pago la mayor parte de los intereses pendientes y se comprometió a respetar las deudas. Gran Bretaña y España entonces se retiraron, pero no el Imperio francés, que tenía un objetivo más ambicioso que sólo la recuperación de deudas.

Napoleón III decidió revivir la monarquía mexicana. El imperio francés deseaba colocar a un emperador en el trono mexicano, para que promoviera los intereses de Francia en América. Durante esos años, se producía la Guerra de Secesión (Guerra civil norteamericana) y debido a esto, los mexicanos no pudieron recibir ayuda de los EE.UU para frenar la invasión francesa. Estos hechos ocurridos en México contravenían a Doctrina Monroe y a la hegemonía de los EE.UU en América. Napoleón III aprovecharía la situación para instaurar un imperio en América y ampliar su mercado, pero también para retar la hegemonía estadounidense.

El Segundo Imperio Mexicano duró más tiempo que el Primer Imperio (tres años entre 1864 y 1867). Se eligió al archiduque Maximiliano de Habsburgo y este acepto la corona del recién creado Imperio Mexicano, persuadido por el emperador francés Napoleón III, y así, en mayo de 1864, se convirtió en el nuevo emperador de México, Maximiliano I de México, y con su esposa, Carlota de México, desembarcaron en el puerto de Veracruz con el apoyo de los conservadores mexicanos, incluyendo la nobleza de México y Francia. El reino de Bélgica - gobernado por el rey Leopoldo I, el padre de la emperatriz Carlota - también envió tropas para ayudar a la causa en México.

La aventura de Maximiliano de Habsburgo (biografia), no paso de un triste episodio de intereses creados, ingenuidad y desesperación. Los conservadores veían en su persona la posibilidad de mantener un sistema político que les era cómodo y les parecía seguro contar con en el apoyo de Francia, Inglaterra y la Santa Sede. El Archiduque de Austria, a su vez, de cierto modo condenado a ser siempre el hermano del emperador de Austria-Hungria, aceptó el papel que se le ofreció desempeñar en un país completamente desconocido para él y sumergido en una profunda crisis política. Debido a sus tendencias liberales, pronto perdió el apoyo de los conservadores mexicanos. Fue el blanco de la hostilidad de los seguidores de Benito Juárez, los republicanos. La única protección de Maximiliano fue la presencia de las tropas francesas, pero cuando se retiraron en los años 1866-1867, asumió personalmente el mando de sus soldados. Después del sitio en Santiago de Querétaro, fue capturado, encarcelado y juzgado por una corte marcial y fusilado junto con sus generales Tomás Mejía y Miguel Miramón. Con su muerte, la pretensión al trono mexicano fue reivindicado por los Habsburgo-Iturbide, nietos de Agustín de Iturbide quienes habían sido adoptados por Maximiliano de Habsburgo antes de su muerte.